jueves, 7 de noviembre de 2019

Leche con Castañas [receta tradicional paso a paso }...

Termino la semana con una receta tradicional muy típica de Galicia y muy fácil de hacer ya que para hacerla podemos usar los trozos de castaña que no sirven si hacemos castañas en almíbar.
No obstante si no os apetece hacer las castañas en almíbar podéis hacer la receta cociendo las castañas  como vereis en este post.
Además esta es una forma rápida y fantástica de hacer un postre apto para celiacos.

En Galicia es muy común comer las castañas cocidas acompañadas con leche ,un plato, que en tiempos de escasez de alimentos, servía de cena en muchos hogares gallegos ya que las castañas abundaban en toda la región y en las casas de labradores tampoco faltaba la leche.

Este es uno de esos platos que me transportan a mi infancia .
Cuando era pequeña mi abuela las hacia muchas veces con leche mazada ,es nombrar este humilde plato y recordar su sabor .
 La leche mazada no es mas que la leche que queda después de hacer mantequilla ,resultando una leche baja en grasa ,el resultado es una leche dulzona apenas ácida .

Hay muchas maneras de hacerlas pero yo os dejo como las preparo yo ,claro esta que luego vosotros en casa podéis adaptar la receta a vuestros gustos , poniendo o quitando ingredientes.
Bien puede ser un postre o un desayuno, típicos y sencillos de la cocina tradicional Gallega,el cual no tiene más misterio de prepararlas que el que os mostrare.

Las castañas se pueden encontrar en el mercado desde principios de otoño hasta finales de invierno.
Al comprarlas, es importante tener en cuenta el estado de la piel, que debe ser brillante.
Para conservarlas en casa, se aconseja guardarlas en un lugar fresco y seco.
No hay que almacenarlas dentro de bolsas de plástico ya que pueden enmohecerse.
Tanto crudas como asadas, se conservan en el congelador durante unos seis meses.

Os dejo con la receta y su elaboración.

Leche con Castañas [receta tradicional paso a paso }...


Ingredientes :

1/2 kilo de castañas.
Un pellizquito de sal.
Agua.
Opcional ,un par de ramitas de fiuncho (hinojo).

1/2 Litro de leche.
1 ramita de canela.
Piel de limón.
Piel de naranja.
Azúcar al gusto.



Preparación:

Se pelan las castañas y se ponen a cocer durante 15 minutos en abundante agua con una pizca de sal , hay quien le pone un poco de fionllo pero a mi me gustan así sin nada pues luego infusiono la leche a mi gusto, pero si lo tenéis y os gusta podéis ponerle un poco.
Es importante no dejarlas cocer mucho, para que se mantengan enteras y no se deshagan cuando se vayan a pelar.

Una vez estén apagamos el fuego , escurrimos el agua y vamos sacando tres o cuatro pues en caliente se quita mejor la piel , las vamos pelando , no hace falta que queden enteras una vez estén todas peladas  reservamos .


Mientras se cuecen las castañas vamos a preparar la leche.

Ponemos la leche en una olla con la rama de canela ,la piel de limón y naranja .
Llevamos a ebullición ,una vez empiece a hervir , añadimos azúcar a nuestro gusto ,dejamos vuelva a hervir ,apagamos el fuego  tapamos la olla y  dejamos infusionando la leche hasta que este fría.


Una vez la leche ha infusionado ,quitamos las pieles y la canela ,añadimos las castañas y tenemos lista nuestra leche con castañas para dar cuenta de ella.

Personalmente me gusta prepararla así para disfrutar de ella cuando me apetezca .
Ponemos unos trozos de castaña en unos tarros esterilizados a nuestro gusto , añadimos la leche infusionada  y listo  .

Se sirve caliente, templada o fría.
Personalmente me gusta mas fría ,por eso la meto en tarros para ir consumiendo según me apetezca.

En el frigorífico ,en un recipiente tapado se conserva durante dos o tres días.


Tradicionalmente la forma de preparar la leche con castañas era después de peladas cocerlas en leche con azúcar y canela, pero ésta como os decía al principio es mi manera de prepararla , no la que yo recuerdo de haber conocido en mi niñez.

Las castañas gallegas son las mejores y el castaño español (Castanea Sativa) el de mejor calidad, reconocido incluso por los franceses que importaban gran cantidad de frutos para elaborar sus deliciosos "Marrons Glacés".


El castaño es un árbol caduco que puede llegar a alcanzar los 35 metros de altura y que necesita de lugares frescos en climas templados pero húmedos para su crecimiento.
La cultura y el folklore populares le han dado muchos usos y significados a lo largo de la historia, llegando incluso a usarlas como talismanes mágicos.

Durante algún tiempo se ha pensado que el origen de la castaña se encontraba en Oriente, y que fue introducida en Europa a lo largo de la época de los romanos.
Sin embargo, estudios actuales afirman que los castaños ya estaban presentes en Europa en esos tiempos.
Hacia el siglo V a.C. llegó a Grecia, pero no fue hasta cinco siglos después cuando llegó a Francia y España.


Las castañas son ricas en hidratos de carbono complejos.
La cantidad de grasa presente en ellas es bastante similar a la de los cereales y por lo tanto notablemente inferior a la que contienen los frutos secos.
Gracias a estas propiedades y a que su contenido en agua es cercano al 50 por ciento, la castaña es uno de los frutos secos de menor contenido calórico.
Las castañas también son ricas en minerales como el hierro, el calcio y el fósforo, y contienen más sodio y potasio que cualquier otro fruto seco.

Constituyen, además, una excelente fuente de vitamina B2, que regula el metabolismo de las proteínas y de las grasas, y contribuye a la salud de la piel, del pecho y de los ojos, así como de vitamina PP, necesaria para nuestro desarrollo.


La castaña es un alimento típico de los meses de otoño e invierno, como la gran mayoría de los frutos secos.

Las castañas se consumían asadas, secas o en forma de harina, y constituían la base de la alimentación en toda Europa hasta la llegada de la patata y el maíz en el siglo XVI, cuando fueron perdiendo protagonismo de forma paulatina en las cocinas campesinas.


Como os decía al principio esta es una forma rápida y fantástica de hacer un postre apto para celiacos.
La celiaquía es una intolerancia alimentaria, una condición distinta a una alergia, es una enfermedad intestinal crónica y relativamente común, debida a la mala absorción de alimentos con gluten.

Los celíacos no pueden consumir ningún alimento que contenga harina de trigo, cebada, centeno, avena y malta.


Un postre no demasiado dulce con un rico sabor a castañas .
Uummmmmm rico rico no , lo siguiente .....


Espero que os haya gustado esta receta tradicional de leche con castañas  y si es así que pongáis la receta en practica ,os encantara seguro.

Os recuerdo otras recetas con castañas que podéis encontrar publicadas en el blog.

Crema de Castañas de la abuela Pilar .

Castañas  en  Almíbar .

Castañas en Almíbar de Vainilla y Anís estrellado .

Mermelada de Castañas  { con y sin Thermomix } 

Filloas con Harina de Castañas { paso a paso}.

Brownie con Harina de Castañas { Paso a paso}.

Crema de Castañas con y sin Thermomix 

Castañas asadas en Microondas.

Como hacer Harina de Castañas con Thermomix..

Muchas gracias por dedicar un poco de vuestro valioso tiempo a visitarme,así como por dejarme vuestras opiniones y sugerencias las cuales me encanta leer.
Bicos mil y feliz fin de semana wap@s.

33 comentarios :

  1. Nunca las he preparado así pero en casa las castañas nos encantan y me da que para una merienda volviendo de un paseo por el bosque es una merienda ideal.
    Voy a intentar prepararla usando castañas pilongas que me sobran unas pocas del año pasado y me parece buena receta para darles salida.
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con castañas pilongas también está muy rica ,ya me dirás si os han gustado .
      Bicos mil wapisima 😘

      Eliminar
  2. Sin tú saberlo no sabes la añoranza que has traído a mi mente.
    A mi papi le encantaban así como las has hecho con leche y al leer tu post , se me ha incrustado el recuerdo en la memoria , como las disfrutaba cada vez que las comía.
    Un beso tesoro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya traído tan buenos recuerdos está humilde receta ,tan habitual hace años en todas las casas de labradores.
      Bicos mil potita mía 😘

      Eliminar
  3. Están buenísimas !!!!! Q cantidad de recuerdos maravillosos ..... Mi madre me las preparaba para la cena . Gracias por traerme esos recuerdos !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gracias no se merecen , gracias a ti por pasarte y comentar ,me alegra que te haya gustado la receta y te haya traído esos recuerdos .
      Bicos mil wapa 😘

      Eliminar
  4. Muchas me comía de niña....Y ahora también, aunque no tanto con leche, mas bien asadas. Deliciosa receta preciosa mía. besinos

    ResponderEliminar
  5. Hola Chus. Ahora que por aquí comienzan a verse ya castañas las suelo comer bastante pero asadas.
    Hechas de esta forma nunca las he probado pero me da la impresión de que estarán de vicio. Una forma totalmente distinta de saborear castañas. No conocía esta forma de prepararlas, gracias por darla a conocer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes oportunidad no dejes de hacerlas así , estoy segura de que os encantarán.
      Bicos mil wapo 😘

      Eliminar
  6. Madre del Amor Hermoso.....qué cosa más rica, qué maravilla. Productos tan sencillos que dan lugar a un postre exquisito. Me ha encantado. Lo voy a probar sí o sí.
    Las castañas me gustan muchisimo, asadas soy capaz de comerme un cartucho (aqui las venden en cartuchos de ocho o diez unidades) yo sóla. No comparto, me vuelvo egoistona total. Cocidas me llevan a mi niñez, mi madre las cocía enteras hasta con la cáscara junto con batatas, era nuestra merienda preferida. Y ultimamente me encanta en platos principales, crema de castañas, potaje de garbanzos con castañas.....y carnes.
    Muchos besos, buen fin de semana.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta ver cómo como un producto se come de diferente forma en otra comunidad ,como te he dicho otras veces aquí no era habitual comer batatas es más hace años ni las había , ahora las hay en la frutería.
      Seguro que esa merienda hacía las delicias de todos en casa .
      Muchas gracias por tus palabras me ha encantado conocer cómo se comen en tu casa las castañas.
      Por cierto si solo te comes 10 asadas no eres nada egoísta yo pierdo la cuenta de las que me como 🤣
      Bicos mil potita mía 😘

      Eliminar
  7. Muy ricas, hace años que ni las como, me has dejado babeando¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tienes excusa para no hacerlas como has visto es muy fácil 😉
      Bicos mil wapa 😘

      Eliminar
  8. Que ricas!!. Las he comido así cuando vivía en Galicia y me encantaban. Una verdadera delicia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Nunca he probado la leche con castañas, tiene que estar de lujo, una receta estupenda. Aquí en Canarias hacen una pasta de castañas y rellenan empanadillas.
    Besitos preciosa.

    ResponderEliminar
  10. Sin haberla probado nunca y ya me parece rica, estas recetas que vienen de antiguo no deben perderse.
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  11. Hola, qué delcia de leche Chus. Mi madre hacía arroz con leche y castañas, me encnataba, de hecho lo tengo publicado. Seguro que así quedan deliciosas, para disfrutar de un postre riquísimo. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Hola Chus. Hoy parece que voy comentando en todos los blogs, detrás de mi amiga Elisa. Además de eso, leerte, me ha hecho sonreír porque tu introducción con esos recuerdos y esta receta, me hace disfrutar mucho. Aquí, o al menos, en mi casa, no hay costumbre de utilizar la castaña, nada más que asada o cruda.
    Me encanta esta leche y su historia que te trae tan bonitos recuerdos.
    Gracias por compartir todo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Tengo un problema y es que no me gustan nada las castañas y lo he intentado veces pero nada joooo y veo vuestras recetas Castañeras y me da envidia quiero que me gusten!jajjaja besazo

    ResponderEliminar
  14. Que rica receta, la verdad es que me encanan las castañas y casi siempre las preparo asadas, pero he de reconocer que así quedan riquísimas!!Bs.

    ResponderEliminar
  15. Hola Chus, yo tengo tu receta de castañas en almíbar que guardo como oro en paño. De hecho tengo aún 3 frascos del año pasado y te puedo decir que están incríbles. Tengo recuerdos de la infancia cuando mi abuela me preparaba las castañas con leche, y es uno de los platos que más me pueden gustar :-) de modo que estas que están tan elaboradas, tiene que ser un auténtico placer.
    Vengo a despedirme, porque mi blog ya ha cumplido con su cometido. Todo tiene un fin, y lo que durante tantos años ha significado ilusión, ha pasado a convertirse en agobio por la cantidad de tiempo que hay que dedicarle... Gracias por estar siempre presente en mi cocina, por tus comentarios, tu amabilidad y el optimismo que siempre me has transmitido. Gracias por tus recetas, porque también he aprendido contigo, y gracias por tu amistad que a pesar de la distancia, siempre te he sentido cercana. Sigue disfrutando con el blog y evolucionando como lo estás haciendo, y te deseo que te siga aportando grandes momentos de felicidad.
    Un fuerte abrazo, y hasta siempre :-)

    ResponderEliminar
  16. Qué receta tan original y diferente (al menos para mi que nunca había oído hablar de ella. Bsts

    ResponderEliminar
  17. Hola! Tiene un aspecto delicioso. Me apunto la receta.
    Te espero pronto por mi blog. BSs

    ResponderEliminar
  18. Hola Chus, no había oído nunca hablar de esta receta ni la de las castañas en almíbar, el otro día preparé una sopa de castañas receta del Perigord que no nos acabó de convencer, tendré que hacerla otra vez cambiando algún ingrediente. Me gustaría probar tu receta, pero sólo de pensar en pelar las castañas me frena un poco, seguro que las que estáis acostumbradas a trabajar con ellas tenéis alguna forma de hacerlo que no será tan pesada. Es muy interesante lo que explicas del origen de la castaña. Un beso

    ResponderEliminar
  19. Hola Chus,que postre tan maravilloso y rico,me ha encantado y para las cenas me viene genial porque muchas veces cenamos leche y unas galletas y esta puede sustituirla de maravilla
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  20. Hola!! es una maravilla, no lo he preparado así nunca con castañas, pero las bebidas vegetales me gustan todas. Gracias por la receta, me la guardo :)

    ResponderEliminar
  21. Me estaba preguntando si quedaba líquida la leche o tipo pannacotta, como un flan cuajado. Este postre es totalmente nuevo para mí, no lo conocía. Y totalmente de otoño. Un besote.

    ResponderEliminar
  22. En cuanto llega el otoño soy la primera que va corriendo a comprar castañas, lástima que las de calidad no siempre llegan a nuestras manos. Es un postre delicioso mi abuela lo hacía parecido, qué recuerdos...
    Te queda algún frasquito para mí?
    Un besito

    ResponderEliminar
  23. nunca había visto esto, tiene que estar delicioso, me ha encantado este post

    ResponderEliminar
  24. Yo soy más de castañas asadas pero la verdad que viendo la receta no he podido salivar más de la cuenta, por algo será. Besines!!

    ResponderEliminar

De acuerdo al Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales (RGPD) en la cabecera del blog puedes ver la Política de Privacidad de este blog pinchando encima .

Muchas gracias por dedicar un poco de tu valioso tiempo a visitarme,asi como por dejarme tus opiniones y sugerencias las cuales me encanta leer.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

En la red desde

Daisypath Anniversary tickers

Seguidores