lunes, 20 de enero de 2020

Caldo de repollo en crock pot ...

Que mejor manera que empezar la semana que con un plato fácil de hacer y con fundamento.
Estaréis de acuerdo conmigo que con este frío ,lo que mas apetece es algo calentito y bien consistente que además de calentarnos ,nos llene el estomago.
Hoy comparto la receta para hacerlo con la olla de cocción lenta os aseguro que cocinado así os recordara al que preparaban nuestras abuelas en la cocina de leña ,también os diré como hacerlo de forma tradicional para quienes no tengáis este tipo de ollas.

La condesa Emilia Pardo Bazán, en su Cocina española antigua, describe varias recetas de caldos gallegos, de nabizas, de berzas o repollo, de calabaza y uno llamado de harina.
A propósito del caldo gallego, decía que el labrador gallego era vegetariano a la fuerza y, raras veces, podía echarle algún producto cárnico.​
El escritor y gastrónomo conocido como «Picadillo» también describía a principios del siglo XX el auténtico (en gallego enxebre) caldo gallego como un pote sin carnes, pero que al mejorar las condiciones de vida de los gallegos ya se le podían echar más condimentos.

La receta dependerá en gran medida de lo disponible en cada familia.
No obstante sus principales ingredientes son las verduras del lugar como son los grelos y las nabizas (brotes del nabo), las berzas o los repollos junto con las patatas, las alubias blancas y el unto o grasa de cerdo rancia, para dar su sabor característico al caldo .

Ahora os dejo con la receta y su elaboración paso a paso.

Caldo de repollo en crock pot ...


Ingredientes:

150 Gramos  de alubias Blancas de riñón .
Un trozo de unto.
2 Litros de caldo yo he usado uno de pollo y veduras que hice en la crock pot.
1 Repollo pequeño ( el mio del huerto de mis tíos ).
1 patata grande.
Sal.


Preparación en olla de cocción lenta (Slow cooker )...

El día anterior ponemos en remojo las alubias tienen que estar en remojo 9 horas como mínimo yo las he dejado 12 horas .

En primer lugar vamos pelando las patatas cortamos las patatas, a poder ser escachadas para que suelten el almidón ,lavamos y troceamos el repollo ,reservamos.

En la cubeta de nuestra olla de cocción lenta ponemos las alubias sin el agua donde estuvieron toda la noche a remojo ,añadimos el trozo de unto.
Añadimos el caldo ,las patatas y el repollo que teníamos reservados .
Programamos 6 horas en baja  .

Una vez termine el tiempo comprueba el punto  de sal si es necesario , así como el punto de cocción de las alubias , tienen que estar tiernas ,enteras y suaves , si no estuviera programa otra media hora mas  , en mi olla con 6 horas estaban tiernas como la mantequilla .

Para espesar un poco el caldo ponemos la cubeta sobre un paño y movemos la cubeta en movimientos circulares hasta que quede a tu gusto.
Miramos el punto de sal por si tenemos que añadir mas  y el caldo esta listo para tomar.


Preparación de forma tradicional:

Dejamos en remojo las alubias la noche anterior , yo le pongo un poco de bicarbonato al agua , quedan mas tiernas.

Ponemos en una olla , el unto ,el caldo de pollo  y las  alubias ,una vez que empiece a hervir asustamos con un vaso de agua fria ,una vez empiecen de nuevo a hervir se baja el fuego y dejamos cocer a fuego medio durante 35 minutos .

Mientras ,vamos pelando lavando y troceando el repollo ,pelamos las patatas y reservamos en agua.
Una vez hayan pasado los 35 minutos , añadimos el repollo ,removemos y dejamos cocer 15 minutos a fuego medio ,mientras cortamos las patatas, a poder ser escachadas para que suelten el almidón y añadimos a la olla ,salamos y dejamos cocer todo junto otros 15 minutos mas a fuego medio ,hasta que las patatas estén listas.

Para espesar un poco el caldo podemos machacar alguna patata y alubia unos minutos antes de que finalice la cocción.
Miramos el punto de sal por si tenemos que añadir mas  y el caldo esta listo para tomar.



Hoy día es habitual poner judías blancas en el caldo,pero no siempre fue así ya que esta legumbre llegó de América y aun después fue bastante escasa y cotizada, estando solo disponible en algunos conventos y grandes pazos , así que en sus orígenes el caldo se hacia con castañas secas y sin patatas pues tampoco habían llegado de América.

Las legumbres tienen una piel que el agua puede difícilmente penetrar, excepto en la parte del hilum, por el cual la legumbre está sostenido a la vaina.
Al rehidratarse el interior de la legumbre bajo su piel, se reduce el tiempo de cocción así ahorramos energía y la cocción proporcionará una textura uniforme.
Cada legumbre preservará y guardará una piel suave.



Otra ventaja importante de poner las alubias a remojo, por la noche y tirar el agua del remojo, es que se reducirán los problemas de digestión que suelen provocar las alubias.

Mientras las alubias se ponen a remojo durante 4 horas o más, la mayoría de los azúcares indigestos, que provocan gases a mucha gente, se disuelven en el agua del remojo que se tira.
Las alubias siguen conservando la proteína, carbohydato y fibra que son las principales razones nutricionales por las cuales la gente consume alubias.


Las coles con repollo pertenecen a la familia de las Crucíferas.
En ella se incluyen más de 380 géneros y unas 3.000 especies propias de regiones templadas o frías del hemisferio norte.

Existen variedades tempranas, de temporada media, tardía, otoñal e invernal.
Los repollos son, con toda probabilidad, el grupo de coles más popular.
Los repollos son originarios de las zonas costeras de Europa central y meridional, aunque en la actualidad se producen en todos los países.

Los egipcios ya las cultivaban en el año 2500 a.C. y, algunos siglos más tarde, también los griegos y los romanos, quienes atribuían a estas hortalizas la propiedad de favorecer la digestión y de atenuar las consecuencias negativas de la ingesta de alcohol.
Debido a las intensas relaciones comerciales que ya tenían lugar en la época romana, el cultivo del repollo fue extendiéndose y haciéndose popular en distintas zonas del Mediterráneo.
Su consumo se consolidó durante la Edad Media ,fue en esta época cuando empezaron a ser almacenadas y transportadas.

Durante el siglo XVI su cultivo se extendió a Francia e Inglaterra.
En el siglo XVII se generalizó por toda Europa y a finales del siglo XVIII comenzaron a cultivarse en España.
Durante el siglo XIX, las potencias coloniales europeas son las que extienden su consumo por todo el mundo.
No obstante, los repollos eran considerados como un alimento propio de campesinos, por lo que no eran consumidos entre las clases sociales más distinguidas.


Con el frío que esta volviendo hacer estos días , estos son los platos que apetecen en casa .

No digáis que no os he avisado ,os dejaran los platos vacíos en un plis plas .
De muerte relenta no lo siguiente...


Espero que os haya gustado este plato ,si no lo habíais echo antes no dejéis de poner la receta en practica ,os encantara seguro.

Os recuerdo otros caldos que también hay publicados en el blog.

Caldo de Repollo {paso a paso}.... 

Caldo Verde .

Caldo de Grelos.

Caldo de Frejoles.

Muchas gracias por dedicar un poco de vuestro valioso tiempo a visitarme,así como por dejarme vuestras opiniones y sugerencias las cuales me encanta leer.
Bicos mil y feliz inicio de semana Wap@s.

22 comentarios :

  1. Con este frío como dices este tipo de platos son los que más apetecen sin dudar. bsts

    ResponderEliminar
  2. Hola! Pues si, da gusto empezar con buenos platos, y más con el tiempo de frío y lluvia, me apunto a tu mesa :)

    ResponderEliminar
  3. Oh, Chus, qué rico caldo y cuánto apetece hoy... que corre un viento, muy desagradable. Con tu plato de hoy se entra en calor y se reconforta el cuerpo y el alma. Me ha encantado, besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. Ya lo creo que apetece con este frío que hace, es lo que más reconforta.
    Es normal que solo llevara vegetales, en aquella época me imagino que la carne no abundaba y solo los muy pudientes, podrían permitirse el lujo.
    Ha evolucionado , pero así sin carnes , es un plato estupendísimo.
    Un abrazo mi Chus.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué rico este caldo! Con el frío que nos acompaña no se me ocurre receta mejor para comenzar la semana ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  6. Ya lo creo que se apetece, siempre, pero en especial con el frío y tiempo desapacible, totalmente de acuerdo, un plato con fundamento.
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  7. Com um prato dessa sopinha já não precisava de mais nada.
    Esta uma maravilha.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  8. Contundente plato para ayudar a superar estas temperaturas... besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada como un plato de caldo para reconfortar el cuerpo verdad !😉
      Bicos mil wapisima 😘

      Eliminar
  9. Que ricoooooo......ahora se lo voy a enseñar a Manolo,creo que voy a probar porque tengo caldo que hice el otro día
    Se me hace la boca agua.......delicioso Chus¡¡¡¡
    Feliz semana y muchos besitos¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  10. Rico y reconfortante palto, con estos fríos nada mejor para entonar el cuerpo, mil besos!!

    ResponderEliminar
  11. Qué rico potaje! Es cierto que los platos tradicionales eran vegetarianos por no decir veganos por necesidad a falta de más opciones. Pero oye a mi me parece genial con su caldo tan rico que calienta hasta el alma.
    Besos y feliz semana.
    Palmira

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por dedicar un poco de vuestro valioso tiempo a visitarme así como por dejarme vuestras opiniones y sugerencias las cuales siempre me encanta leer.
    Bicos mil 😘

    ResponderEliminar
  13. Que pedazo de receta. Gracias por toda la información. Me encantan este tipo de platos, reconfortan un montón con el frío que hace. Besitos

    ResponderEliminar
  14. Estos días acabo de sacar la crockpot del fondo del armario. Tu receta me viene de lujo.
    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
  15. Muy bueno, para estos fríos te entona el cuerpo, besos

    ResponderEliminar
  16. Qué caldo tan rico Chus!!! Para estos fríos que está haciendo viene genial, hace fresquito hasta en las islas!!!
    Besitos preciosa

    ResponderEliminar
  17. Me encanta el caldo gallego y además tengo unto congelado que me traje la última vez que fui a Galicia. Te ha quedado estupendo, mañana seguro que lo hago.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Un caldo de lo más completo!! me encantan estos platos calentitos para el frío!! Bs.

    ResponderEliminar
  19. Hola Chus. No tengo esa olla pero me llama la atención el tiempo que se tiene que estar cocinando. Supongo que no debe gastar mucho porque la luz no está como para tirar cohetes 😂😂.
    Y como Gloria, así se llama esa borrasca que nos está acompañando viene bien provista de lluvia, frío y nieve creo que un caldo como este haría mucho para lograr que sus efectos quedaran minimizados y si es posible que sirviera para hacerla alejar de estos lares.
    Un caldo de los que entonan el cuerpo y el espíritu. Ideal para estos días.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Hola Chus
    Ni falta que le hacen productos cárnicos a ese caldo, con el unto es suficiente para darle entidad.
    Tiene una pinta fabulosa, para días de frío como los que tuvimos hace poco, un plato de caldo bien calentito es lo que más apetece.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  21. Muchas gracias por dedicar un poco de vuestro valioso tiempo a visitarme así como por dejarme vuestras opiniones y sugerencias las cuales siempre me encanta leer.
    Bicos mil 😘

    ResponderEliminar

De acuerdo al Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales (RGPD) en la cabecera del blog puedes ver la Política de Privacidad de este blog pinchando encima .

Muchas gracias por dedicar un poco de tu valioso tiempo a visitarme,asi como por dejarme tus opiniones y sugerencias las cuales me encanta leer.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

En la red desde

Daisypath Anniversary tickers

Seguidores